Cuadrado contó por qué le cerraron la puerta cuando se probó en Boca Juniors

Foto: instagram.com/cuadrado/

Cinco temporadas de lujo en la poderosa Juventus italiana no son para cualquiera. Después de muchas batallas, Juan Guillermo Cuadrado logró una estabilidad valiosa en el fútbol europeo.

Neco es imagen de nuestro país a nivel mundial, un jugador de notables condiciones que increíblemente, en algún momento cuando apenas comenzaba, algunos no supieron detectar.

El multifuncional futbolista contó (a RCN) que en sus inicios, antes de llegar al Medellín, probó suerte en el sur del continente, pero tuvo que devolverse con las manos vacías: “Difícil cuando iba a salir. Estuve en Argentina mucho tiempo, no se dieron las cosas. Estuve en Tiro Federal, estuve haciendo pruebas hasta en Boca Juniors. Pero no se dieron las cosas, igual me sirvió porque pude tener experiencias, la forma de trabajar en Argentina, todo sirve y cuando va pasando el tiempo, todo lo que va pasando ayuda para bien”.

Explicó que siempre tuvo un punto que le jugaba muy en contra: “Se me cerraron muchas puertas. Como era muy chiquito y flaquito, se hacía difícil, pero siempre tuve en mi cabeza que lo iba a lograr, siempre le pedí a Dios’’.

Cuadrado tuvo un paso por Rionegro y posteriormente dio el salto al Poderoso. Debutó en 2008 y el resto es una gran historia. La guerreó en Udinese, Lecce, Fiorentina, en el Chelsea inglés y por supuesto, en la Selección Colombia.

No se olvida de aquella puerta que sí estuvo abierta y por eso se hace una promesa a sí mismo.

“Todavía no sé qué voy a hacer después del fútbol, pero en mi pensamiento está que quiero poder jugar en el Medellín, en mi equipo, es el que me vio nacer y me dio la posibilidad de ser un profesional. Quiero estar ahí antes de terminar mi carrera”.