Rechazo por carta en la que piden excluir del colegio a las hijas de Quintero

Daniel-Quintero-y-su-esposa-Diana-Osorio
Daniel Quintero, alcalde suspendido de Medellín, y su esposa Diana Osorio. /FOTO: MANUEL SALDARRIAGA.

Una carta, supuestamente dirigida a la junta directiva del colegio Corporación Deustche Shule Medellín (colegio Alemán), y la cual estuvo circulando por las redes sociales, causó rechazo e indignación.

La comunicación, que habría sido escrita por algunos padres de familia, fue compartida por la periodista Ana Cristina Restrepo. En ella se puede leer como rechazan que la institución educativa haya aceptado como estudiantes a las 2 hijas del suspendido alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

También le puede interesar: ¿Por qué las elecciones presidenciales no tendrán auditoría internacional?

En el documento compartido en las redes no aparece ninguna firma, pero sí va acompañada con un pantallazo de un mensaje que habría circulado en un chat de un grupo de padres de familia, en el cual algunos de ellos estarían promoviendo la firma de la carta, que, al parecer, recibió la rúbrica de 25 personas.

¿Qué dice la carta?

La carta comienza especificando que es de “carácter estrictamente privado y restringido” para las directivas y las familias.

“Nos resulta sorpresiva la admisión de la familia Quintero Osorio en el colegio, puesto que, al margen del derecho a la educación, los criterios y la discrecionalidad observados históricamente por el colegio, parecen haber sido inexplicablemente omitidos y esta vez en un caso cuya notoriedad es evidente”.

También le puede interesar: Postúlese a los subsidios de mejoramiento de vivienda en Itagüí

Y añade, al referirse a Quintero, que “se ha hecho públicamente famosa por atacar, descalificar, deshonrar y buscar destruir de manera sistemática y descarada, sin prueba alguna, toda la estructura social y empresarial fundada en grandes valores” como la antioqueña.

Rechazaron el mensaje

La misiva desató una serie de mensajes de usuarios en redes sociales que, sin importar si están o no de acuerdo con Quintero, rechazaron su contenido. También hubo quienes aseguraron hacer parte de la comunidad educativa y no tener conocimiento de dicha comunicación.

En todo caso, el mensaje derivó en que un grupo de estudiantes publicara otra carta pidiendo a las directivas que se mantengan alejadas de decisiones que tienen motivaciones políticas. Agregaron que la comunicación en cuestión lleva a la vulneración de los derechos de las niñas.

Hasta el momento, las directivas del colegio no se han pronunciado públicamente.