¡Qué escena tan triste! Abrazó a su hermano muerto antes del levantamiento

/FOTO: CARLOS VELASQUEZ.

El joven siempre lució afligido. Durante algunos instantes estuvo sentado en un pedazo de manga, que da vista al barranco, mientras otro muchacho lo abrazaba y trataba de consolarlo. En el barranco estaban los investigadores del CTI realizando el levantamiento de su hermano.

Antes de esa escena no aguantó y, sin importar las restricciones de prohibido el paso, ese joven de unos 20 años bajó a darle una muestra de cariño a su ser querido, así ya no la sintiera: se acercó al cadáver cuando estaba embolsado, se acostó y lo abrazó. La escena fue desgarradora.

Arriba se ve al joven mientras observaba el levantamiento al cuerpo de su hermano. /FOTO: CARLOS VELÁSQUEZ.

Eso ocurrió en la mañana de hoy en el sector La Orquídea, del barrio La Gabriela, en Bello. Allí fue hallado el cuerpo apuñalado de Miguel Ángel Pérez Oquendo, de 16 años, quien estaba desaparecido desde la noche del miércoles.

La angustiosa búsqueda terminó de la peor manera, con una llamada a los familiares en la que les indicaban que habían hallado un muerto. Cuando llegaron se dieron cuenta que era Miguel.

Al adolescente lo mataron en una zona boscosa, distante a unos 80 metros de la calle vehicular más cercana, en la carrera 43A con calle 37.

Hoy sus parientes y amigos claman justicia por un final trágico que no esperaban.

Por esta montaña bajaron el cuerpo unos 80 metros, hasta llegar a la calle donde estaba el vehículo del CTI de la Fiscalía para trasladarlo a Medicina Legal. /FOTOS: CARLOS VELÁSQUEZ.
Miguel Ángel Pérez Oquendo tenía de 16 años.