Polémica por la broma que el papa hizo sobre el matrimonio

La-broma-del-papa-Francisco-sobre-el-matrimonio
/FOTOS: COLPRENSA Y CAPTURA DE VIDEO.

El papa Francisco bromeó sobre el matrimonio y algunos lo tomaron por el lado amable. Otros aseguraron que así no debe responder el vicario de Cristo.

Resulta que en una audiencia papal, mientras el pontífice caminaba entre los asistentes, una pareja lo llamó para que le diera su bendición, pues se acababan de comprometer en matrimonio.

No deje de leer: Trucos para ver las historias de Instagram de incógnito

La situación quedó registrada en video. Allí se aprecia que el papa se les acerca, los bendice y después les pregunta lo siguiente con un sonrisa en su rostro y en tono jocoso:

“¿Cuándo entran en la cárcel?”.

Ante la situación el muchacho responde de manera tranquila que apenas le pidió matrimonio a su novia.

Este fue el curioso momento

/VIDEO: TWITTER @ANDRES_MARINOA.

El video fue publicado en la cuenta de Twitter @andres_marinoa y allí recibió varios comentarios en los que los cibernautas dividieron opiniones. Hubo quienes aplaudieron el humor del máximo jerárca de la iglesia Católica y aseguraron que es imposible no querer a un papa así.

Otros, por su parte, criticaron que Francisco bromeara con una institución tan sagrada como el matrimonio y aseguraron que eso no le queda bien al representante de Dios en la tierra.

No deje de leer: De qué murió Freddy Rincón tras el accidente

No es la primera vez que bromea sobre el matrimonio

Sin embargo, esta no es la primera vez que el papa Francisco bromea con parejas que están próximas a contraer nupcias. Ya en 2020 había hecho algo similar durante un recorrido que hizo por la Plaza de San Marcos.

Un hombre le pidió que bendijera su anillo de compromiso y el embarazo de su pareja, a lo que el líder religioso respondió con su bendición y con un gesto que hizo reír a más de uno.

Y es que el papa se pasó la mano por el cuello, simulando como si pasara un cuchillo. Con la seña Francisco le dio a entender a aquel parroquiano que era hombre muerto.