No le saque el cuerpo a ahorrar, es el mejor seguro para su futuro

Ahorrar siempre será la mejor opción para cumplir sus metas. /FOTO: CORTESÍA

Nunca es tarde para empezar a ahorrar, pero, eso sí, mientras más pronto lo haga mucho mejor.
Imagínese lo que es comprar o atender alguna situación imprevista sin tener que endeudarse, qué dicha, ¿no? Sepa que es posible, pero tendrá que ponerse en modo juicioso, pues esto no es cuestión de
suerte ni de ayudas divinas.

Lea también: Lucas Villegas, el tendero que cura su bolsillo

¿Para qué ahorrar?

La respuesta es simple: para su futuro, aunque sobran las razones.

  • Alcanzar los metas: un viaje, la educación, un negocio, una vivienda, entre otros.
  • Los gastos inesperados estarán cubiertos.
  • Lo acerca a la libertad financiera, pues podría montar ese negocio que tanto ha querido, y hacer crecer lo que ya ha conseguido.
  • Mejora la calidad de vida y reduce el estrés.
  • Maravilloso para cuando se pensione, pues tendrá una vejez más tranquila.

Si bien muchas veces queremos alcanzar todo de la noche a la mañana, es importante entender que lo bueno toma su tiempo y que para lograr las metas definitivamente hay que planear.

Igual sucede con el ahorro, el mejor ejemplo es cuando se va a comprar vivienda, porque si bien el banco o cualquier otra entidad le prestan, no puede llegar en ceros: deberá tener una plata para la cuota inicial.

Lea también: Ni se le ocurra acudir a un pagadiario

Pero ahorrar no solo tiene que ver con el futuro, también están los gastos imprevistos. Nadie está libre de situaciones complejas como una enfermedad, desempleo o cualquier calamidad doméstica que, por supuesto, llega sin avisar, y que cuando se tiene una platica guardada se convierte en el mejor salvavidas.

¿Cómo empezar?

Aunque suene a frase de cajón, lo único que debe hacer es querer y destinar una pequeña parte de sus ingresos, ojalá el 10 % al ahorro. Poco a poco va creciendo y el día menos pensado se sorprenderá al ver lo que ha logrado.

Lea también: Débito o crédito: ¿cuál tarjeta le conviene más?

La mayoría de las personas piensan que tener dinero guardado es imposible, porque, según dicen, no les sobra del sueldo.

La verdad es que a nadie le sobra, por eso ahorrar implica sacrificar algunos gustos e incluir ese rubro en el presupuesto mensual, tal y como está la plata para el arriendo, el mercado o los servicios.

Sin embargo, nunca debe verse como un gasto adicional, sino como una inversión fundamental. Y páreme bolas, porque en esto es clave establecer prioridades, es decir, aprender a diferenciar entre
lujos y saber cuáles son sus necesidades básicas.

Lea también: Las alternativas que ofrecen los bancos para que usted progrese

La cosa es tan seria, que incluso almorzar por fuera de la casa o una noche de parranda puede desequilibrar su plan de ahorro. ¡Por eso le digo que hay que ser juicioso!

Después de tener esto claro, deberá buscar un aliado Financiera-Mente para que le ayude a guardar su dinero. Por ejemplo, en Bancolombia cuentan hasta con un simulador de ahorro que le enseñará cómo hacerlo (ver código QR).

En este QR podrá hacer la simulación de ahorro con Bancolombia.

Hay alternativas más allá de las cuentas de ahorros. Por ejemplo, el Plan Semilla de Bancolombia, que es un fondo en cual las personas pueden iniciar sus ahorros con solo $50.000.

Genera más intereses que una cuenta de ahorro, y hasta se puede programar para que cuando le llegue la quincena, el monto que usted haya definido para ahorrar se va para allá solito y así usted ¡ni lo huele! Mejor dicho, ahorra y no se da cuenta.

Espero que después de leer esto, le quede sembrada la semillita del ahorro, pues como dicen por ahí: “no hay nada más bueno que tener lo de uno y sin deberle nada a nadie”.