Ni se le ocurra acudir a un pagadiario

Dese la pasadita por el banco antes de buscar un pagadiario./FOTO: CORTESÍA

A Olga Marín, de 45 años, los intereses de un pagadiario la tienen penando.

“Si pudiera devolver el tiempo jamás me hubiera metido en ese préstamo. Necesitaba $1 millón, me lo
facilitaron con intereses del 10 % ($ 100.000)
al mes y ando muy embalada. No he podido pagar nada de la deuda, todo han sido intereses. Esta gracia no la vuelvo a hacer”.

Dice aburrida esta madre cabeza de familia, quien se gana la vida como independiente.
  • Lea también:

Quizá usted, como Olga, ha caído en la trampa del también llamado gota a gota porque la necesidad de tener plata de inmediato lo ha hecho recurrir a esto y de entrada le digo que es la peor decisión financiera.

Primero, los intereses que cobran son exagerados. Y si los de Olga le parecieron muy altos, sé de
otros que cobran hasta el 20 %. ¡Terrible!

Pero no se me estrese, hoy le enseñaré a buscar siempre la mejor alternativa financiera, pues lo legal
es lo correcto. Seguro que usted está pensando ‘a mí qué me va a prestar el banco’ y quién sabe qué más. Tranqui, ya le explico.

Intereses justos

Mientras los llamados prestamistas le cobran entre 10 %, 20 % y hasta más, una entidad financiera
como Bancolombia cuenta con productos como Crediágil, que funciona como un crédito rotativo
,
es decir, que su cupo se va renovando cada vez que usted paga la totalidad o hace un abono parcial.

Hasta aquí todo bien y se pone mejor, pues la tasa que se cobra en este tipo de crédito va desde 1,21 %
mensual.
Increíble la diferencia, ¿no? Los beneficios no paran ahí, pues si le da pereza desplazarse hasta una oficina, puede pedir este crédito desde la aplicación del banco.

Y la ñapa: le prestan desde $100.000, o sea, no lo endeudan por que sí, solo con lo que realmente necesita. Ah y otra cosita, si usted tiene un trabajo formal, existe un crédito que se llama libranza,
pero de este le hablo otro día.

Lea también: Adivine quién maneja mejor la platica: ¿ellos o ellas?

Con respecto a la tasa de interés que cobran los bancos, la cosa es muy simple: está regulada. Según la Superintendencia Financiera de Colombia, la tasa de usura para este mes de marzo subió a 27,71 % efectivo anual, es decir, que ese es el interés máximo que le pueden cobrar al año en los créditos de consumo y ordinarios, de lo contrario incurriría en usura y eso es un delito.

¡Ya sabe pues! Me falta resolver una duda que quizá muchos tengan: ¿por qué se cobra una tasa de interés? Sencillo, ¿quién compra huevos para vender huevos? Nadie, ¿verdad? Eso sí, los intereses de un banco están muy por debajo a los del pagadiario.

Otro punto, lo que le cobra el banco corresponde al riesgo que asume al prestarle el dinero. Además, realizar estas operaciones acarrea costos administrativos que hay que cubrir.

Las conclusiones se sacan solas, de todas maneras, le voy a dejar más datos para que tome siempre
la mejor decisión financieramente hablando a la hora de pedir un crédito a lo legal y deje de
meterse en problemas pidiéndole al gota a gota.

Datos para tener en cuenta

Lo más importante, y que deberá tener como un mandamiento, es que ser buena paga en todas sus obligaciones le abre las puertas al sector financiero. Pagar el celular a tiempo, las cuotas de la nevera que
sacó a crédito, las compras de diciembre, todo suma para tener un historial crediticio positivo.
Si usted no cumple deja de ser elegible para nuevos préstamos. ¡Auch!

Comience abriendo una cuenta de ahorros que le permita al banco identificar cómo maneja usted la plata. Por ejemplo, A la Mano de Bancolombia es una cuenta que se puede abrir desde el celular y
a cero costo.

Dese una pasadita por el banco, pues las tasas de interés y las condiciones de pago que ofrece el sistema financiero son más favorables para usted.

Escuche al Doctor Bolsillo