Lo siguieron, lo alcanzaron en moto y lo mataron

A pesar de que Jeisson Andrés Restrepo Celi intentó seguir su marcha en su motocicleta luego de ser baleado, la gravedad de las heridas acabaron […]

/ FOTO: ANDRÉS FELIPE OSORIO.

A pesar de que Jeisson Andrés Restrepo Celi intentó seguir su marcha en su motocicleta luego de ser baleado, la gravedad de las heridas acabaron con su vida segundos más tarde.

Lea también: Mucho ojo que la Loma de Los Balsos tendrá cierre nocturno

El ataque sicarial ocurrió la noche de este viernes, entre los límites de los barrio Sucre y Boston parte alta, en Medellín.

Testigos relataron que Jeisson Andrés, de 33 años de edad, sobre las 10:30 de la noche, se movilizaba en motocicleta y que estaba siendo perseguido por 2 bandidos en otra moto de marca Bajaj Pulsar color blanco.

Intentó seguir

Cuando llegaron a la calle 54 con la carrera 32, cerca de la Parroquia San Policarpo, los delincuentes lo atacaron a bala en por lo menos 3 ocasiones. Restrepo Celi cayó de la moto, mientras que los bandidos, continuaron su camino hacia el sector de Villa Hermosa.

Estando en el suelo y tras percatarse de que los delincuentes ya se habían ido, Restrepo Celi cogió su motocicleta, arrancó y a los pocos metros se desplomó. Una persona de la zona se acercó, le tomó el pulso e informó que ya no tenía signos vitales.

En cuanto a las causas y los responsables del homicidio 301 en Medellín, se desconocen y se encuentran bajo investigación por parte de las autoridades.