Lo mataron y se filmaron celebrando el crimen… Por ese homicidio hoy duermen en prisión

/FOTO: ARCHIVO.

“¡Uuuuuu! ¡El Llanero, el pez gordo!”. Esa fue una de las frases que pronunció uno de los hombres que participó en el asesinato de Jorge Eliécer Rodríguez García, quien fue cabecilla del Clan del Golfo en el Suroeste antioqueño. La dijo mientras él y otros delincuentes, con pistolas en mano, se filmaban al lado del cuerpo de la víctima, que aún agonizaba.

“Móchesela, yo ya lo he hecho”, dice otro criminal, dándole instrucciones a uno de sus compinches para que rematara a Rodríguez dándole machetazos en la cabeza.

El video llegó a manos de la Fiscalía y la Sijín de la Policía, que hoy lo tiene como una de las pruebas contra los autores de ese crimen, perpetrado el 19 de marzo de este año en zona rural del municipio de Ciudad Bolívar. Q’HUBO tuvo acceso a la filmación, pero no la publicamos porque son imágenes muy sensibles.

Por el crimen fueron capturados y enviados a prisión Daniel Restrepo Rivera, alias Tatuado; Santiago Alberto Vélez Vélez, apodado Peludo; Rodrigo Alonso Restrepo Ocampo, Mono; Jhon Jairo Arévalo Rojas, Mundo; Juan Esteban Morales, Pimpán; Ángelo Henao Velásquez, reseñado con los remoquetes de Curso y Machete, y Jhasef Guillermo Serna Mena, el Niche.

Los procesados también serían integrantes del Clan del Golfo y al parecer habrían asesinado a alias el Llanero porque en la estructura hubo una división porque el hoy occiso quiso independizarse y montar su propio negocio criminal.

“En extrañas circunstancias resultó muerto Jorge Eliécer Rodríguez García, alias Alambre o el Llanero, quien al parecer fungía como segundo cabecilla del Clan de Golfo en el Suroeste antioqueño. El cuerpo de la víctima presentaba lesiones causadas por explosivos, armas de fuego y arma blanca”, indicó la Fiscalía.

Las pesquisas permitieron establecer que antes de que lo mataran, la víctima iba a lanzar una granada de fragmentación contra varios de sus excompañeros de filas en el Clan del Golfo, pero el artefacto se le habría explotado en la mano. La ocasión fue aprovechada por los que para ese momento ya eran sus enemigos, quienes lo remataron con un machete y armas de fuego.

El video es una prueba tan contundente, que en las audiencias preliminares alias Mundo, Pimpán, el Curso y el Niche aceptaron los cargos imputados por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal. Los otros procesados no se allanaron a los cargos.