Lo investigan por el homicidio de un vigilante

Él es Luis Ernesto Padilla Callejas, conocido en el bajo mundo como Melchor. /FOTO: CORTESÍA

Tras las rejas quedó Luis Ernesto Padilla Callejas, conocido en el bajo mundo como Melchor, luego de que un juez de la república ordenara su detención en centro carcelario.

El hombre fue judicializado por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal. Tras las audiencias preliminares, alias Melchor no aceptó los cargos.

La víctima estaba departiendo

Algunos de los hechos que tienen en problemas con la justicia a esta persona sucedieron el pasado 3 de abril en el barrio El Limonar, del corregimiento de San Antonio de Prado (Medellín). Esa tarde, de acuerdo con la información suministrada por la Fiscalía, el vigilante y prestamista Franklin Antonio Chavarría Santa se encontraba departiendo con unos amigos en la esquina del sector.

Al lugar llegó una persona y disparó contra la integridad de Chavarría Santa, de 38 años de edad. La víctima intentó refugiarse en la casa de su familia pero fue atacado a bala nuevamente. Franklin Antonio fue auxiliado y trasladado a un centro asistencial, donde minutos después falleció.

Luego de una investigación adelantada por un fiscal de la Unidad de Vida, las autoridades encontraron que Padilla Callejas habría sido el presunto autor material del asesinato.

Por esta razón, el sospechoso, presunto integrante del grupo delincuencial común organizado El Limonar, fue capturado por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía y de la Policía Nacional, en la misma zona donde sucedió el homicidio.

¡Qué joyita!

La Fiscalía también dio a conocer que el procesado presenta otra investigación por el homicidio de Juan Esteban Aguirre Giraldo, cometido el 12 de noviembre de 2017 en el mismo barrio. Esa madrugada, la víctima, de 22 años de edad, regresaba a su casa luego de haber estado con un amigo. Cuando estaba próximo a llegar a su residencia fue atacado a bala.

Pero eso no es todo, Luis Ernesto también estaba siendo requerido por el delito de fuga de presos.