Les ponen rostro, nombre y precio a los más buscados de Bello

/FOTO: POLICÍA METROPOLITANA.

La Policía Metropolitana del Valle de Aburrá presentó esta mañana un nuevo cartel de los más buscados de Bello, en el que figuran algunos rostros que desde hace varios años las autoridades vinculan con estructuras criminales de esa localidad.

En la parte superior aparecen 3 viejos integrantes de la banda Pachelly, que tienen antecedentes condenatorios y que desde hace años son señalados como cabecillas de la estructura. Son Francisco Emilio Mazo Pulgarín, alias Pocho, quien es hermano del exjefe de la organización que ultimaron en marzo pasado dentro de la cárcel de Cómbita (Alejandro Mazo, apodado Tití); Albert Antonio Henao Acevedo, un empresario minero del Nordeste antioqueño, y Arley David Cano Gómez, Tapas, capturado en noviembre de 2014 en El Peñol por el delito de concierto para delinquir agravado, cuando su cara también estaba en un cartel, pero al parecer volvió a las calles a delinquir.

“En el proceso de legalización del mismo cartel, que incluye la orden de captura vigente, logramos detener a alias Jalea y Faro (ambos de la banda el Mesa), que hoy están a buen recaudo. En este momento la Alcaldía está acompañando una estrategia para el pago de recompensa; nosotros como Policía también tenemos unas capacidades y entre los 2 vamos a mirar cómo sacar adelante esta estrategia tan importante de entregar hasta 50 millones de pesos por información que nos lleve a las capturas de las personas que se encuentran en el cartel”, indicó el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana.

Este es el cartel presentado por la Policía en la mañana de este jueves.

En el documento también aparecen Carlos Augusto Hernández Gutiérrez, alias Botellita, a quien vinculan con el Mesa; Diego Humberto Castañeda Tamayo, apodado Cachorro; Yhon Fredy Ochoa Sánchez, Mellizo, y Danilo Andrés Taborda Betancur, Juaco.

“Vamos a tener el día de mañana un consejo de seguridad con el viceministro del Interior y el viceministro de Defensa para revisar las estrategias que implementamos desde el último consejo de seguridad y poder intervenir con mucha más fuerza estos sectores que hoy están en conflicto en nuestra ciudad.

Óscar Pérez, alcalde de Medellín.

La estrategia para judicializar a presuntos delincuentes, que estarían detrás de la ola de violencia que vive Bello, incluye el ofrecimiento de recompensas de hasta 25 millones de pesos por información que permita la individualización y la recolección de pruebas para poder capturar Palique, Albeiro y el Pollo, remoquetes que ya empiezan a sonar en las labores de inteligencia judicial.

Este año Bello ha sido epicentro de una guerra a sangre y fuego entre la banda Pachelly contra el Mesa y Niquía Camacol, al parecer por control de rentas criminales y por retaliaciones.

Hasta la mañana de hoy el municipio sumaba 50 asesinatos, 10 de ellos ocurridos desde el pasado viernes. El conflicto se ha centrado especialmente en los sectores Barrio Mesa, Cumbre, Bellavista, Pachelly y Niquía.