Ladrones se metieron por el techo y se robaron los equipos del proyecto de música para niños en Altavista

Por este tragaluz de la sede de la acción comunal de Altavista parte Alta ingresaron los cacos./FOTO: CORTESÍA

Preocupación y rechazo causó en la centralidad del corregimiento Altavista, en el occidente de Medellín, el robo del que fue objeto un grupo de niños y adolescentes del proyecto cultural de música urbana, al que los delincuentes se les llevó los equipos de grabación que habían adquirido gracias a donaciones y recursos de los menores.

Del hecho delincuencial se enteraron los muchachos cuando el martes, después de culminar el confinamiento obligatorio decretado el pasado puente en Medellin, fueron a pasarle revista a la sala de grabación que tienen en la sede de la Junta de Acción Comunal de Altavista parte alta, en la centralidad del corregimiento.

A estos menores solo les dejaron los parlantes de su sala de grabación./FOTO: CORTESÍA.

Al ingresar al recinto se dieron cuenta que los delincuentes habían entrado, al parecer el lunes festivo, por la terraza del establecimiento a través de un tragaluz que destruyeron.

De allí los antisociales se llevaron la consola y una planta de sonido, un computador de mesa y otro portátil, 3 micrófonos, una cámara fotográfica y otra de video y varias diademas, elementos utilizados por los niños y adolescentes para realizar sus ensayos musicales.

En la actualidad hay 12 menores que participan en la iniciativa.

Los jóvenes llevan 8 meses trabajando en este proyecto, que es una estrategia cultural diseñada por la acción comunal con el fin de incentivar los valores musicales y culturales entre los muchachos de la centralidad del corregimiento.

A este proyecto se añaden otros que lleva a cabo la organización comunal como son las huertas comunitarias para enfrentar el desabastecimiento por el aislamiento que representa hoy la pandemia del Covid-19, el de una biblioteca y el impulso a las actividades artísticas y artesanales de los estudiantes y habitantes del lugar.