La Corte falló: la pensión se compartirá con las exparejas

La Corte buscó proteger los derechos a la seguridad social y al debido proceso.

Una tremenda papa caliente resolvió la Corte Constitucional y con ella se genera una candente jurisprudencia tanto civil como pensional.

Resulta que esa corporación le dio la razón a María Alicia Murillo, una mujer que con una tutela pedía que ella tuviera derecho a una parte de la pensión de Sebastián Torres, la cual estaba recibiendo su esposa.

Así como lo oye, a partir de este caso se crea una situación especial para quienes fallecen y han tenido más de un amor por ahí. Nicolás Ramírez, abogado litigante en materia pensional, nos contó algunos detalles importantes de esta decisión.

Dos mujeres, una pensión

La historia que hoy capta nuestra atención empezó en Buenaventura, donde seguramente Sebastián Torres no se imaginó que al morir iba a despertar uno de los debates más complejos en nuestra sociedad al dejar que su pensión se la pelearan la esposa y su otra pareja.

66 % de los colombianos aceptan que han sido infieles.

El 24 de febrero de 1986, 10 días después de su muerte, Carmen Valencia, su esposa y con quien tuvo 5 hijos, se presentó al Terminal Marítimo de Buenaventura, donde trabajaba Sebastián, para exigir el reconocimiento a su pensión, pero no fue la única.

María Alicia Murillo también estaba allí, pidiendo una parte de la pensión porque ella tuvo una relación amorosa extramatrimonial con el finado.
En ese momento, tres de los hijos de Torres recibieron una parte de la pensión porque eran menores de edad, mientras que su esposa recibiría la mitad y Alicia tuvo que conformarse con el 12,5 %.

Ya en 2008, cuando el último de los hijos del matrimonio cumplió los 18 años, María Alicia denunció al Ministerio de la Protección Social pidiendo que le reconocieran, igual que a Carmen, el 50% de la pensión.

Ahí empezó el camino largo para Alicia Murillo, porque tendría que demostrar que Sebastián omitió desde el principio que, mientras mantenía su matrimonio, también tuvo una relación y convivió con ella. Tan larga fue la pelea de Alicia, que solo hasta ahora resolvieron una tutela que ella puso y en donde presentó todas las pruebas que le dieron la razón. Pero además, su caso le sirvió a la Corte Constitucional para fijar una hoja de ruta en los casos en los que dos personas pelean por la pensión de quien fue su pareja.

La clave está en demostrar la relación

Para el abogado Nicolás Ramírez, este fallo es importante porque lo que hace es actualizar una ley de 1993 que solo le reconocía la pensión a la persona que demostrara haber sido la pareja sentimental y convivir en los últimos cinco años de quien moría.

“Lo que consideró la Corte es que se le quitaban derechos a otras personas igualmente interesadas y ante eso la Corte produce esta sentencia en donde lo que ahora se hace es promediar la pensión con base en el promedio de tiempo que demuestre que convivió con la pareja”, afirma el experto, a quien le preguntamos qué pasaría si, por ejemplo, una persona tuvo 3 parejas en distinto tiempo.

Nos dijo que siempre y cuando se demuestre que hubo una convivencia mayor a los 5 años, las 3 personas tendrían derecho a una parte de esa pensión.

Andrés Vera