La mona Jaller, mujer que estafó al Ejército, recibió la eutanasia en la cárcel

En la cárcel de mujeres El Buen Pastor, en Bogotá, murió ayer jueves, Giselle Jaller Jabboul, más conocida como la mona Jaller, quien protagonizó múltiples […]

Giselle Jaller Jabboul, también conocida como la mona Jaller. /FOTO: NOTICIAS CARACOL.

En la cárcel de mujeres El Buen Pastor, en Bogotá, murió ayer jueves, Giselle Jaller Jabboul, más conocida como la mona Jaller, quien protagonizó múltiples estafas contra empresas y altos mando del Ejército Nacional.

Médicos especializados le aplicaron la eutanasia, luego de que le diagnosticaron una fuerte afección en la salud, que por solicitud propia no se hizo pública.

También puede leer: Mapfre y EPM firmaron acuerdo para el pago del seguro de Hidroituango

“Dicho procedimiento fue realizado en cumplimiento al derecho que le asiste a las personas privadas de la libertad a morir con dignidad, de acuerdo con la sentencia C233 de 2021, proferida por la Corte Constitucional, y la Resolución 971 de 2021 emitida por el Ministerio de Salud y Protección Social, donde se avala el procedimiento”.

Explicó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

La mujer permanecía recluida en ese centro carcelario desde el año 2019, cuando fue capturada en el barrio Bella Suiza, al norte de la capital de la República.

Jaller Jabboul fue enviada a prisión por 11 años por los delitos de fraude procesal, falsa denuncia y falso testimonio, tras una sentencia proferida por el Juzgado Noveno de Bogotá, por hechos relacionados con una estafa al entonces Banco Ganadero.

Durante su proceso se evidenció que indujo a un juez para que ordenara a una entidad financiera el pago de 20 millones de dólares por un supuesto fraude procesal y, además, se hizo pasar por la representante legal de la firma Inter Terra SAS, para que le adjudicaran millonarios contratos en las Fuerzas Militares.

La mona Jaller durante una audiencia. /FOTO: COLPRENSA.

También puede leer: EN FOTOS: Accidente en México: van 55 muertos luego de que se volcara camión que transportaba migrantes

Así mismo, fue protagonista de un escándalo en los años noventa por un contrato para la fabricación de elementos militares a través de mencionada firma.

La estafa más conocida fue la que le hizo a los altos mandos militares haciéndose pasar por una exitosa empresaria. Se ofreció para ganar un contrato con el Ejército para la fabricación y suministro de pertrechos militares, cuando Indumil es la única empresa oficial autorizada para fabricar armamentos y municiones en Colombia.

Otro contrato era para hacer un arma para los cadetes de la Escuela Militar José María Córdoba, que no era de ataque ni de defensa, sino un símbolo de la pertenencia a la institución armada que la exhiben los militares en desfiles.

Redacción Colprensa.