La historia de la abuela colombiana más picante de Instagram

Aleyda Gaviria Echeverry tiene apenas 55 años, para ella un montón, pero es, tal vez, la abuela más famosa del país.

La caldense es toda una influencer y sus contenidos en Instagram atraen todo tipo de comentarios, incluso de reconocidos personajes como J Balvin.

La abuela le impregna un toque picante a sus videos, no se anda con penas, o por lo menos ahora, porque la cosa era muy diferente hace 2 años, cuando comenzó en este cuento.

No todo ha sido risas para esta mujer de Chinchiná. Tras vivir los maltratos y borracheras de su marido decidió separarse y mantenerse con venta de empanadas, haciendo rifas, tamales y lo que resultara. Ahora, dice, es más feliz y sale “a parrandear cada 8 días”, bueno… Hasta que la cuarentena lo permitió.

Pero, ¿de dónde salió la idea de convertirse en influencer? Ella misma nos relató la historia. “Yo viví con un nieto (Juan Pablo) desde que nació hasta los 5 años larguitos. Un día vino la mamá (su hija, Natalia) y se lo llevó para Panamá y entré en depresión”. Al verla tan triste, su hijo menor, Daniel, le propuso hacer un video divertido. “Eso pegó, entonces hicimos otro y así, hasta que montamos la página”.

La Abuela reconoce que gran parte de su éxito es gracias a su hijo, quien, además, ahora es su manager. A él se le ocurren los contenidos, es el que graba, edita y monta a las redes sociales, pues hasta Tik Tok tiene ella (@laa.abuela_). Sin embargo, doña Aleyda tiene claro que lo que tiene es chispa para llegarle a sus más de 500.000 seguidores en Instagram.

https://www.instagram.com/p/B_JCbPVgecj/?utm_source=ig_web_copy_link

Gracias a esta faceta, la Abuela se declara más feliz porque nadie le “jode la vida”, hace lo que quiere y además le pagan por publicidad. Por eso es que ya no tiene que hacer empanadas ni tamales, graba sus videos cada 3 días, más o menos, y con eso vive, dice ella, “como una reina”.

Lo único que le hace falta, asegura con su habitual picante, es un novio negro.