La fortuna que ofreció Estados Unidos por Santrich y Márquez

Estados Unidos ofreció hoy hasta 10 millones de dólares ($ 37.600 millones) por la captura de los 2 exjefes de la extinta guerrilla Farc, Jesús Santrich e Iván Márquez, prófugos de la justicia tras retomar las armas y acusados de “narcoterrorismo” por la justicia estadounidense.

El Departamento de Estado anunció estas recompensas a cambio de cualquier información que permita arrestar y/o condenar a Santrich o Márquez, cuyos nombres legales son Seuxis Hernández Solarte y Luciano Marín Arango.

Santrich y Márquez durante la Décima Conferencia de las Farc en los Llanos del Yarí, Caquetá. /FOTO: ESTEBAN VANEGAS.

Por Márquez EE.UU. ya ofrecía hasta 5 millones de dólares, pero duplicó la recompensa el jueves.

Márquez, de 64 años, y Santrich, de 53, integran la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) que rechazó el Acuerdo de Paz de 2016 con el gobierno de Juan Manuel Santos.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, destacó la deserción de ambos del proceso de paz en Colombia y su “larga historia de participación en actividades de tráfico de drogas” y reiteró las acusaciones de que cuentan con el apoyo del gobierno del izquierdista Nicolás Maduro en Venezuela, que Washington considera una dictadura y cuya salida promueve.

Timothy Shea, jefe de la agencia antidrogas DEA, dijo que las Farc, disueltas luego de la firma de la paz en 2016, se habían asociado con las “élites venezolanas” para financiar sus actividades con la venta de narcóticos. “La DEA y nuestros socios están comprometidos a desmantelar organizaciones narcoterroristas y los regímenes políticos corruptos que las apoyan”, dijo.

Santrich y Márquez, ambos figuras destacadas de las conversaciones de paz en La Habana, que desembocaron en el pacto de 2016, fueron acusados en el megaproceso revelado el 26 de marzo pasado por el Departamento de Justicia contra Maduro y 14 funcionarios y exfuncionarios venezolanos señalados de “narcoterrorismo, corrupción, narcotráfico y otros cargos criminales”.

Santrich en sus días como congresista. /FOTO: COLPRENSA.

El Departamento de Estado ofreció entonces millonarias recompensas por varios de los acusados, entre ellos por Maduro (de hasta 15 millones de dólares) y por Márquez (de hasta 5 millones).

“Un aporte a la estabilidad”

El Gobierno colombiano valoró este jueves como positivo para la paz el anuncio de Estados Unidos de ofrecer una recompensa de hasta 10 millones de dólares por Márquez y Santrich.

“La captura de estos 2 sujetos que convocan al terrorismo y al narcotráfico sería un buen aporte a la estabilidad del proceso en que aproximadamente 13.000 excombatientes están comprometidos con la legalidad”, dijo el consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila.

Iván Márquez. /FOTO: COLPRENSA.

Los 2 exjefes de las Farc abandonaron el proceso posterior a la firma de la paz y la desmovilización de los subversivos alegando incumplimientos por parte de la administración del presidente Iván Duque.

Santrich, a quien la justicia de EE.UU. pidió en extradición por narcotráfico, estuvo más de un año detenido a la espera de que se resolviera su situación, y al salir de la cárcel asumió un escaño como miembro de la Cámara de Representantes por el partido Farc, el 12 de junio de 2019, pero semanas después desapareció sin dejar rastro.

Jefes de disidentes

El 29 de agosto del año pasado Márquez y Santrich anunciaron su regreso a las armas al frente de un grupo de disidentes de las Farc establecido en las selvas del suroeste del país, según afirmaron en un video en el que se les ve con uniforme militar y rodeados de guerrilleros armados con fusiles.

Los 2 exlíderes de las Farc son acusados por EE.UU. de cooperar con el cartel venezolano de Los Soles para enviar cargamentos de cocaína a ese país, razón por la cual fueron imputados por el Departamento de Justicia el pasado marzo.

“El pueblo colombiano merece un acuerdo de paz duradero con los exmiembros de las Farc que respetan el Estado de Derecho y se comprometen a la reintegración pacífica en la sociedad”.

Mike Pompeo

Según las autoridades colombianas, el grupo disidente encabezado por Márquez se esconde en territorio venezolano donde goza de la protección del Gobierno de Nicolás Maduro.

Con información de EFE