Falleció este fin de semana

/ FOTO: REDACCIÓN Q'HUBO.

Un hombre de 116 años, superviviente de la gripe española en 1918, que estaba considerado una de las personas más longevas del mundo murió el sábado en Sudáfrica.

Nacido el 8 de mayo de 1904, Fredie Blom tuvo esta larga existencia “por gracia de Dios”, así lo confirmó este hombre a la agencia de periodismo AFP hace algunos meses.

El libro Guinness de los récords estima que un británico, Bob Weighton, de 112 años, era el hombre más anciano del mundo, pero los sudafricanos consideraban a Blom, el más longevo “no oficial”, ya que no tenía partida de nacimiento. Weighton falleció en mayo debido a un cáncer.

La familia de Blom no sobrevivió a la pandemia de la gripe española. En la época, este hombre era un adolescente y salió adelante.

“Hace 2 semanas estaba aún cortando madera”, dijo Andre Naidoo, portavoz de la familia. “Era un hombre fuerte, lleno de orgullo”, agregó.

La familia agregó que Blom murió en un hospital de Ciudad del Cabo por causas naturales y no debido a la pandemia del nuevo coronavirus.