“Estuvo a 2 milímetros de perforarme el pulmón”: domiciliario víctima de un intento de hurto en Buenos Aires

/FOTO: TOMA DE VIDEO.

Con una puñalada en la espalda terminó Mateo*, un domiciliario que no permitió que un par de ladrones lo despojaran de sus pertenencias cuando se encontraba laborando.

El intento de hurto en contra de este hombre, de 33 años de edad, se presentó el domingo anterior en el barrio Buenos Aires y quedó registrado en un video al que Q’HUBO tuvo acceso. Según Mateo, ese día comenzó a laborar desde las 11:00 de la mañana y en horas de la tarde salió en la motocicleta a llevar un pedido hasta un conjunto residencial ubicado en esta zona del oriente de Medellín.

Cuando se movilizaba por la carrera 18 con la calle 48, por su lado pasaron 2 delincuentes sin casco en una motocicleta Auteco Bóxer, observaron a Mateo y metros más adelante dieron vuelta para alcanzarlo.

El repartidor paró la marcha para escribirle al cliente, sin saber que los cacos lo estaban siguiendo. Cuando llegaron los 2 amigos de lo ajeno lo cogieron del brazo y le sacaron un puñal.

“Yo lo que hice fue defenderme, por eso le metí un puño en la cara”, narró Mateo. El parrillero se bajó de la moto y comenzó literalmente a volear cuchillo. La víctima, como pudo, se defendió, comenzó a gritar y nunca soltó de su mano el teléfono celular, así quedó registrado en una de las cámaras de seguridad del sector.

Ante los llamados de auxilio la comunidad salió y uno de esos ciudadanos realizó un disparo. El delincuente, al notar la presencia de la gente, se subió en la moto y huyó en compañía de su compinche.

Recordó Mateo que después sintió un dolor en la espalda, se quitó la maleta de la empresa de domicilios, verificó y se dio cuenta que le habían propinado una puñalada. “Estuvo a 2 milímetros de perforarme el pulmón”, detalló la víctima. Por fortuna el grosor de la chaqueta no permitió que el cuchillo se adentrara más en el cuerpo.

/FOTO: CORTESÍA.

La comunidad lo auxilió y llamó a la Policía. Mateo acudió a un centro asistencial, donde fue atendido y le suturaron la herida con 2 puntos. Posteriormente y con el video de seguridad en sus manos acudió a denunciar el caso.

Sobre este tipo de hechos, el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, brigadier general Eliécer Camacho Jiménez, indicó que se encuentran acompañando este gremio, el cual es importante para la economía de la ciudad. Agregó que están combatiendo a los delincuentes, pero muchas veces quedan en libertad porque lo que hurtan es de menor cuantía.

* Nombre cambiado por razones de seguridad.