“Esto que estamos viviendo de la pandemia es un mensaje de Dios”: Sebastián Rincón

Sebastián y Freddy Rincón. / FOTO: INSTAGRAM @srincon19

A Sebastián Rincón se le terminó el campeonato en Argentina. La decisión de la Afa (Asociación del Fútbol Argentino) de cancelar el fútbol en ese país este año por el tema coronavirus, además de prender el debate, ha hecho que los jugadores empiecen a digerir poco a poco la decisión y piensen desde ya en lo que será su futuro.

Le puede interesar: Argentina dará por concluida su temporada de fútbol por el Covid-19.

El hijo del recordado Freddy Rincón, que desde el año pasado está en el modesto Aldosivi de ese país, tiene claro que debe volver a Portugal para ponerse a órdenes del Vitoria, club dueño de su ficha, pero aún no sabe cuándo lo hará ya que la salida de vuelos de Argentina hacia Europa está restringida.

Sebastián usa el número 19 en Aldosivi. Juega como delantero. /FOTO: INSTAGRAM.

“En el club (Aldosivi) nos dijeron que como no hay torneo, no habrá entrenamientos, es decir, prácticamente quedamos en vacaciones; el dueño de mis derechos, el Vitoria, ha comenzado a hacer estudios médicos a los jugadores para volver a los entrenamientos. A mi me toca volver a Portugal, pero el problema es que no sé cómo hacerlo, ni cuándo por la situación que estamos viviendo”, dijo Rincón, quien debutó con Independiente Santa Fe (2010).

 

De Aldosivi, un equipo que ocupa casi siempre los últimos lugares y que tiene su sede en Mar del Plata, no tiene ninguna queja porque, asegura, le ha cumplido en todo.

“El equipo nos debe pagar hasta junio que es la fecha de terminación del contrato; pero por ahora Aldosivi se ha portado muy bien, no me puedo quejar. Uno es consciente de la situación y del momento difícil para todos, pero el club ha hecho un esfuerzo muy grande para cumplirnos en lo prometido”, señaló el delantero colombiano.

En cuanto a la experiencia del encierro forzoso, sobretodo en una ciudad turística como Mar del Plata, Rincón aseguró que no ha sido traumático.
“De hecho soy una persona de estar mucho en la casa, entonces no me ha dado muy duro; claro que uno extraña los entrenos, los amigos, el camerino… pero lo importante es la salud y si hay que quedarse en casa mucho tiempo, por mi no hay problema”, manifestó el fustbolista de 26 años de edad.

A esta situación, el delantero caleño le ha encontrado el lado positivo.
“Esto le permite a uno ver situaciones que antes no las veía; por ejemplo, el analizar el por qué pasan estas cosas, el saber que el nivel de contaminación bajó en todos lados; ahí nos damos cuenta de que el verdadero problema somos nosotros. Ojalá cuando pase esto entendamos el mensaje que nos manda Dios para cambiar y para apreciar más la naturaleza. Esto es un mensaje de Dios”.

El delantero consideró que “por algo pasan las cosas y seguro esto se dio para que abramos los ojos y para que seamos más inteligentes a la hora de hacer dinero, que muchas empresas no lo tienen en cuenta y son decisivas en el tema de la contaminación”.

El jugador de Aldosivi aseguró también que ha podido compartir más tiempo con Carolina, su esposa.

Ver esta publicación en Instagram

Mi ❤️

Una publicación compartida de Sebastian Rincon (@srincon19) el

“Yo llegaba cansado del entrenamiento, me acostaba, almorzaba, hablaba con ella un rato y después otra vez a dormir temprano. O cuando jugábamos los fines de semana o entre semana casi no la veía, pero ahora he estado más tiempo con ella”, manifestó.

Las redes sociales también le han permitido hablar mucho con sus amigos que están en otras ciudades. “Con el Trencito Valencia hablo bastante, somos muy amigos; lo mismo que con otros compañeros de clubes donde jugué, con los del barrio en Cali… Ahora que estamos desparchados tocamos todos los temas”.

Lea también: “En Guayaquil tiran los muertos a la calle”: Trencito Valencia.

Confesó que la situación ha golpeado mucho a una ciudad turística como Mar del Plata, donde vive. “Ha sido duro, acá viene mucha gente en verano, se ha perdido en lo económico, están solas las calles, el comercio, es triste lo que está pasando, ojalá pase pronto todo esto”, expresó.

Dijo que habla mucho con su papá, Freddy, exjugador de Santa Fe, América y la Selección Colombia, entre otros: “Hablamos todos los días, es uno de los afectados por la parte física porque vive en un apartamento; él es bien grande y no puede hacer los ejercicios de la mejor manera. Hemos mirado qué solución se le busca a ese tema, pero en términos generales está tranquilo, en su casa, no se ha vuelto loco con todo esto”.

Con información de Colprensa – El País