EN VIDEO: “Estos sujetos se creen muy machos al golpear a un par de mujeres; ¡cobardes es lo que son!”

Barranquilla y el país se indignaron por un episodio de violencia ocurrido el fin de semana pasado en un edificio del norte de Barranquilla, donde un grupo de personas, la mayoría hombres, golpearon salvájemente a una pediatra porque les pidió que bajaran el volumen de una ruidosa fiesta en uno de los apartamentos.

En el hecho, que quedó registrado en varios videos, también resultó agredida la empleada doméstica de la profesional de la medicina.

Esta situación ha dado de que hablar no solo por la reprochable reacción de quienes estaban en esa juerga, sino porque las afectadas instauraron las denuncias respectivas y dieron declaraciones ante los medios de comunicación. Además, una de las agresoras salió a defenderse en sus redes sociales mostrando unos supuestos moretones que le habrían causado los supuestos golpes que le dio la pediatra, pero algunas fotos evidencias que sería maquillaje. En las grabaciones es evidente que la doctora y su empleada solo trataron de resguardarse de una “caterva de energúmenos”, como los calificó la directora del periódico más importante de Barranquilla, Érika Fontalvo.

Justamente el editorial de Fontalvo sobre lo que sucedió, titulado ‘Escoria humana’, se volvió viral en las últimas horas por la fuerte crítica que hizo: “¿Alguien duda de que el linchamiento de los enardecidos asistentes a una ruidosa y prolongada fiesta en un apartamento en el norte de Barranquilla atenta contra la integridad física y emocional de Dalila Peñaranda y Carmen Pérez? Hay que ser muy mezquino e infame para asegurar lo contrario o intentar minimizar, bajo falaces argumentos, la gravedad del hecho, que revela el absoluto desprecio de estos sujetos, que se creen muy machos al golpear un par de mujeres; ¡cobardes es lo que son!”.

Las afectadas como los medios de comunicación y la ciudadanía han pedido a las autoridades judiciales que abran un proceso jurídico en contra de los agresores, por el delito de lesiones personales.

Este es el video completo del editorial de Fontalvo: