EN VIDEO: Como hormigas, así le caían los compradores a los jíbaros de esta banda

/FOTO: POLICÍA MEVAL.

A los compradores de estupefacientes poco les importaba que el jíbaro, delante de ellos, se metiera las manos a sus genitales para sacar una bolsa que contenía las dosis de droga que iban a comprar. Así quedó registrado en uno de los videos de cámaras de seguridad que sirvieron para que fueran expedidas órdenes de captura contra los integrantes de una estructura de microtráfico que opera en el centro de Medellín.

En otra grabación se ve como los clientes se amontonan alrededor del jíbaro, que busca la droga entre una zona verde y empieza a repartir. También se identificó que esconden la droga en tapas de alcantarillas y llantas de vehículos, para evadir el control e incautación de las autoridades.

La investigación permitió la captura de 8 personas y la aprehensión de un adolescente de 17 años, que serían integrantes de la banda los Carabanudos.

“En lo videos se evidencia como a raíz de la pandemia las organizaciones criminales cambiaron la forma de traficar los estupefacientes; anteriormente la portaban camuflada en bolsas, riñoneras, morrales, etc., pero ahora llevan menor cantidad de dosis ocultas en los genitales para evitar ser detectados fácilmente. También se logró detectar que los coordinadores pasan por cada uno de los expendedores recogiendo el dinero producto de la venta cada hora; anteriormente lo hacían al medio día y en las noches, todo con el fin de ser sorprendidos con grandes cantidades de dinero”, indicó el comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval), general Eliécer Camacho.

Según el general Camacho, los Carabanudos vendían, en promedio, entre 10 a 15 millones de pesos diarios en estupefacientes en vías públicas del Centro, de los barrios Estación Villa, Guayaquil y San Benito.

Uno de los capturados, señalado de ser coordinador de la banda, es un ciudadano venezolano; se trata de alias Guaro, de 36 años de edad. Los otros detenidos fueron reseñados con estos remoquetes: Nando, Mirá pal Cielo (venezolano), Agustín, Julián, Diego y Jhon, con edades entre los 18 y 51 años, así mismo una mujer conocida como la Mona, de 20 años de edad, natural de Venezuela.

A estas personas las requerían por los delitos de concierto para delinquir, tráfico fabricación o porte de estupefacientes y uso de menores para la comisión de delitos.

En los operativos de captura fueron incautados 232 gramos de cocaína y 6 celulares, que serán analizados por los investigadores. El general aseguró que los Carabanudos es una estructura es subordinada del grupo delincuencial organizado (GDO) Caicedo.