Empleados domésticos podrán abrir sus cuentas sin costo para hacer historia crediticia

Desde 1983 cada 22 de julio se celebra el Día Internacional del Trabajo Doméstico, y a propósito de la conmemoración de esta fecha el Ministerio de Trabajo indicó que los empleados y las empleadas domésticas podrán acceder de forma gratuita al sistema bancario.

Es así como personas que trabajan en las casas en tareas como: aseo, cocina, lavado, planchado, cuidado de niños, jardinería, conductor de familia, y demás labores propias del hogar, podrán abrir sus cuentas en bancos a cero costos, lo que les permitirá tener historia crediticia y facilitar su acceso a programas de vivienda y créditos, entre otros beneficios.

A través de la Mesa de Seguimiento a la Implementación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el trabajo decente para este tipo de población, se busca brindar reconocimiento y protección, esto por medio del Ministerio del Trabajo y en compañía de organizaciones sindicales de trabajadores y trabajadoras domésticas.

Sus labores durante la cuarentena

Estos trabajadores se han visto seriamente afectados a lo largo de la cuarentena, ya que muchos se quedaron sin sus empleos. Sin embargo, desde el mes pasado, con la reactivación de la economía, muchos han podido volver a ocupar sus puestos.

Para estos empleados domésticos, el Ministerio de Salud y Protección  Social adoptó un protocolo de bioseguridad para la prevención de la transmisión de la Covid-19, definido mediante la Resolución 1159 de 2020.

Es así que los empleadores deberán, en primer lugar, cerciorarse que el trabajador no presente síntomas de coronavirus y conozca si tiene enfermedades preexistentes con riegos de agravarse en caso de contraer coronavirus, o si pertenece a la población adulta mayor.

Para sus labores el o la empleada doméstica debe guardar el distanciamiento físico de dos metros, hacer un correcto lavado de manos de manera frecuente, y hacer un buen uso del tapabocas, que debe ser suministrado por el empleador.

El empleado debe cambiarse de ropa al llegar al lugar de trabajo y también al finalizar sus labores, debe mantener el cabello recogido, usar guantes en actividades que lo requieran, quitarse los zapatos antes de entrar a la vivienda y desinfectar  los elementos.

También deben concertar trabajador y empleador los horarios de entrada y salida flexibles para brindar facilidades en cuanto a transporte, y tener en cuenta también medidas como el ‘Pico y cédula’ y la cuarentena por localidades.