El senador Mario Castaño aceptó ser el líder de una red de corrupción

Mario Alberto Castaño Pérez es senador desde el 2018. La inminente condena lo llevará a perder su investidura.

Senador Mario Alberto Castaño.
Mario Alberto Castaño Pérez es senador desde el 2018. La inminente condena lo llevará a perder su investidura.

Ante la Corte Suprema de Justicia, el senador Mario Castaño aceptó los cargos en su contra por liderar una estructura criminal de corrupción, a través de la cual se apropió de multimillonarios recursos de la administración pública.

Los delitos que aceptó haber cometido incluyen concierto para delinquir, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos, tentativa de peculado por apropiación, estafa agravada y conclusión.

Según las investigaciones remitidas por la Fiscalía a la Corte Suprema, el senador Mario Castaño fue el jefe de una red de corrupción que operaba en los departamentos de Chocó, Cauca, Valle del Cauca, Caldas, Tolima y Risaralda.

Las pruebas que llevaron al senador Mario Caastaño a aceptar su responsabilidad

Gracias a más de 3500 interceptaciones telefónicas hechas por la entidad, esta red, que involucra a funcionarios del orden territorial, a miembros de su unidad de trabajo legislativo e incluso a su pareja sentimental, alteraba las condiciones de los contratos con el fin de favorecer a particulares para que obtuvieran contratos a cambio de una comisión.

Por este proceso ya fueron judicializadas 21 personas, entre las que se encuentran 7 alcaldes, 4 funcionarios públicos y 10 contratistas.

Tras la aceptación de los múltiples cargos, el senador Mario Castaño Pérez, del partido Liberal, se acoge a sentencia anticipada y espera el fallo definitivo por parte de la Corte.

Colprensa.