El hombre que fue asesinado en el barrio Pedregal se le había volado a la Policía hace un mes

/FOTO: CORTESÍA.

Desde el 2019, Juan Diego García Ayala, conocido en el bajo mundo con el alias de Muelas, se encontraba privado de la libertad por los delitos de hurto calificado y agravado y secuestro agravado.

El presunto delincuente, de 31 años de edad, luego de ser judicializado había sido recluido en los calabozos de la estación de Policía de Envigado, desde donde el pasado 14 de mayo fue trasladado a la Unidad Intermedia de Castilla para una cita médica.

Q’HUBO conoció que esa noche el uniformado que estaba custodiando a García Ayala se dirigió a la puerta de urgencias y estuvo cerca de 10 minutos allí. Luego, cuando regresó, no encontró a Juan Diego, solo vio las esposas y la camilla. Al parecer el sospechoso se habría fugado por la parte trasera del centro asistencial.

Lo asesinaron

Desde ese momento las autoridades no volvieron a saber nada de él, solamente hasta la noche de ayer, cuando lo encontraron muerto.

A eso de las 7:45 de la noche las autoridades fueron alertadas sobre unos disparos en el barrio Pedregal, en el noroccidente de Medellín. Las patrullas se se acercaron hasta la carrera 75 con la calle 105B a verificar. Al llegar encontraron el cuerpo de Juan Diego en vía pública, al lado de una motocicleta de marca Yamaha Libero.

En las primeras labores investigativas adelantadas en esa noche, lograron conocer que “este sujeto se encontraba en un parque en compañía de otras 2 personas, lugar hasta donde llegó otro individuo y le disparó en repetidas oportunidades dejándolo sin vida en el sitio”, informó el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), de la Alcaldía de Medellín.

Por este hecho, las autoridades ya recolectaron una serie de entrevistas y adelantaron las respectivas investigaciones preliminares, indicó el comandante del distrito 2 de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, teniente coronel Óscar Caballero Delgado.

Fuentes judiciales indicaron que posiblemente el crimen de este hombre sería producto de ajuste de cuentas.