Dos abuelas de 75 y 81 años, cómplices en el homicidio de un familiar

El de camiseta verde es Carlos Enrique Marín. /FOTO: CORTESÍA.

El pasado 6 de agosto, la Policía Nacional encontró en zona rural de la vereda El Perpetuo Socorro, del municipio de San Vicente Ferrer, el cadáver de Héctor Mauricio Marín Castaño con una bolsa en la cabeza.

Posteriormente las autoridades conocieron que la víctima residía con varios familiares en la vereda La Playita, del municipio de Rionegro, en el Oriente antioqueño. Los uniformados acudieron a la casa y comenzaron con la investigación.

En la residencia fueron entrevistados Rosa Angélica Marín Castaño (81 años), su hijo Carlos Enrique Marín (55), Virgelina Marín Castaño (75) y su hijo Jorge Mario Marín (38), tías y primos del occiso. Durante el procedimiento, estos indicaron que Héctor Mauricio les había manifestado que no iba a regresar a la casa.

Sin embargo, funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía realizaron pruebas de luces forenses y de verificación en el cuarto donde dormía el fallecido y en un vehículo familiar de marca Chevrolet, hallando en ambos “manchas de sangre que correspondían a la de la víctima”, dio a conocer el ente investigador.

Las investigaciones continuaron y la Fiscalía encontró que “Héctor Mauricio Marín tenía constantes problemas domésticos con los hoy investigados. Al parecer, el día de los hechos, después de una discusión, Carlos Enrique habría atacado a su primo, dentro de su habitación, con arma contundente en la cabeza, y luego habría trasladado en un vehículo el cadáver hacia el lugar donde fue hallado”, agregó la entidad.

Luego de un poco más de 8 meses, uniformados de Policía del Departamento Antioquia capturaron a las 2 tías y los 2 primos de la víctima. Todos fueron presentados ante el Juzgado Segundo Penal Municipal de Rionegro, con funciones de control de garantías.

A Rosa Angélica, Virgelina y Jorge Mario Marín Castaño, la Fiscalía le imputó el delito de favorecimiento agravado, mientras que a Carlos Enrique Marín, lo culpó de homicidio. Todos aceptaron los cargos de los cuales fueron señalados.

Por su parte el juzgado se abstuvo de imponer medida en contra de Rosa Angélica, Virgelina y Jorge Mario, mientras que Carlos Enrique terminó con medida de aseguramiento en el domicilio.