Crece la preocupación por la desaparición de tenista china tras denuncia de violación

La jugadora de tenis Peng Shuai desapareció desde hace 2 semanas cuando formuló unas denuncias de violencia sexual contra un ex alto funcionario del Gobierno chino.

Este caso ha ganado peso en los ámbitos del deporte, internacional y judicial, exigiendo esclarecer lo sucedido para dar con el paradero de la deportista de 35 años, que lideró en 2012 el ranking mundial de dobles y ganó en Wimbledon y Roland Garros, lo que la llevó a la cúspide del tenis en su país.

Lea también: Los amigos de lo ajeno siguen alborotados en Medellín

Q’HUBO le hace un recuento de los hechos y avances de la investigación:

2 de noviembre

/ FOTO: TOMADA DE LA WEB.

En una publicación en el sitio web de redes sociales chino Weibo, Peng Shuai acusó al viceprimer ministro retirado Zhang Gaoli de obligarla a mantener relaciones sexuales.

El debate sobre las acusaciones fue rápidamente censurado en las redes sociales chinas y la publicación original, que decía: “Me llevaste a tu casa y me obligaste a tener relaciones contigo”, ya no está visible online.

El post explica que sí mantuvo una relación extramarital con Zhang -según relata, la esposa del político lo sabía-, pero que dejó de contactarla una vez comenzó a escalar puestos dentro del Partido Comunista de China (PCCh).

“¿Por qué tenías que volver y forzarme a tener sexo contigo? Ese día yo no consentí”, asegura.

Zhang Gaoli fue viceprimer ministro del país entre 2013 y 2018, y es considerado como un aliado del presidente Xi Jinping.

Zhang Gaoli. / FOTO: GETTY IMAGES.

Desde aquella publicación no se han vuelto a tener noticias públicas de Peng, salvo un correo electrónico que supuestamente envió a las autoridades tenísticas, difundido por el canal de televisión CGTN el miércoles, en el que dice que las denuncias de agresión sexual “no son ciertas” y que “todo va bien”.


16 de noviembre

La tenista nipona Naomi Osaka expresó su solidaridad con Peng Shuai: “Recientemente me he informado sobre una compañera tenista que ha desaparecido poco después de revelar que había sufrido abusos sexuales”, dijo Osaka en un mensaje publicado a través de su perfil oficial en las redes sociales.

“Estoy conmocionada por la situación”, añadió la estrella nipona, quien también quiso enviar “amor y luz” a la tenista china y publicó la etiqueta #whereispengshuai, empleada para denunciar el caso de la deportista en las redes sociales.


18 de noviembre

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional pidió públicamente al Gobierno chino que demuestre que la jugadora se encuentra a salvo y que, además, se investiguen los hechos.

“El Gobierno chino ha silenciado sistemáticamente el movimiento #MeToo en el país. Habida cuenta de que, además, tiene un enfoque de tolerancia cero respecto a las críticas, resulta sumamente inquietante que Peng Shuai parezca estar en paradero desconocido tras haber acusado a un exalto cargo del gobierno de agresión sexual”.

Indica Doriane Lau, investigadora de Amnistía Internacional sobre China.

La representante de Amnistía Internacional subraya que “en el caso de Peng Shuai pone de manifiesto el trato al que se enfrentan las mujeres que sobreviven al abuso sexual en China, unas mujeres cuyas denuncias son sistemáticamente ignoradas y que a menudo son atacadas por alzar la voz.”

“Aunque actualmente resulta difícil especular sobre los motivos tras la aparente desaparición de Peng Shuai, lo que está claro es que las autoridades chinas deben investigar adecuadamente sus denuncias de violencia sexual a manos de un alto cargo político“, añade Lau en un comunicado.


18 de noviembre

El presidente de la WTA, Steve Simon, expresó su “creciente preocupación” por la seguridad de la tenista después de que la televisión estatal CGTN difundiese una supuesta carta de ella en la que decía estar “bien”.

Según un supuesto correo electrónico de Peng dirigido a Simon, la tenista estaría “bien y descansando”.

“No estoy desaparecida. Las acusaciones de abuso sexual no son ciertas. Estoy descansando en casa y estoy bien. Gracias por su preocupación”.

Dice la misiva.

Simon indicó que la supuesta carta difundida por la CGTN no hace sino “hacer crecer” sus preocupaciones sobre la seguridad y el paradero de Peng.

“Cuesta mucho creer que Peng Shuai escribiese ese correo que recibimos o que se le pueda atribuir a ella. Peng mostró mucho valor al describir su denuncia de abusos sexuales contra un alto cargo del Gobierno chino. La WTA y el resto del mundo necesitan pruebas verificables de que está a salvo. He tratado de contactarla de varias maneras, sin éxito”.

Afirmó el directivo.

El presidente de la WTA agregó que Peng debe poder hablar “libremente, sin coerción o intimidaciones de ningún tipo. Su denuncia debe ser respetada e investigada con total transparente y sin censuras”.

Además de la WTA, la ATP también ha reclamado una “investigación completa, clara y transparente” para que se garantice la seguridad de la tenista.


19 de noviembre

La ONU dijo que quiere saber dónde se encuentra la campeona china, quien desapareció de la esfera pública hace 2 semanas: “Enfatizamos que es importante saber dónde está y conocer cuál es su estado de salud”, dijo la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos, Liz Throssell.

Throssell señaló que, además de que Peng reaparezca, será importante “investigar sus denuncias”.

Sin embargo, aunque el suceso está intentando dar un vuelco al viralizarse una imágenes de la deportista rodeada por peluches y en aparente buen estado, no se ha podido establecer la veracidad de las fotos ni la fecha en que fueron tomadas, solo que fueron compartidas por una supuesta amiga en WeChat (es una aplicación multipropósito china que ofrece servicios de mensajería y llamada gratis).

A raíz de este caso algunas mujeres chinas comenzaron a denunciar presuntos acosos sexuales por parte de académicos, periodistas, empresarios, famosos e incluso líderes religiosos.

Con información de EFE