¡Buena esa! La Policía les alegra los cumpleaños con serenatas en medio de la cuarentena

/FOTOS: CORTESÍA.

Los padres de María Camila Gutiérrez Pulgarín querían celebrarle a su hija los 15 años como Dios manda. Por eso, con mucho esfuerzo, desde hace algunos meses reservaron un salón e invitaron a 150 personas entre familiares y amigos. Planeaban una fiesta que su pequeña nunca olvidaría.

Todo estaba listo, hasta el más mínimo detalle estaba pensado para que fuera perfecto, como María Camila y ellos lo habían soñado. “Teníamos un vestido de quinceañera hermoso”, nos contó su mamá, Patricia Pulgarín.

Pero ni ella ni su esposo Carlos, tampoco la homenajeada ni la mayoría de los mortales contábamos con un obstáculo que cambió la vida del mundo: el coronavirus.

La pandemia se les atravesó en el camino y los obligó a cancelar la fiesta, porque en Colombia, como en otros países, se prohibieron los eventos de afluencia masiva y se decretó el aislamiento preventivo para prevenir el contagio de una enfermedad que nos ha hecho vivir lo que, quizás, pensamos que solo podía ser la realidad de una película de ciencia ficción.

“Todo lo que teníamos preparado para nuestra niña se vino abajo. Estábamos un poco tristes, pero sabíamos que era mejor quedarnos en casa por nuestro bien y el de los demás”, añadió la madre.

Pero pensaron que todavía podían hacer algo para que el día del cumpleaños tuviera un tinte especial, algo fuera de lo común, y por eso intentaron obtener una autorización con las autoridades.

“En vista de que se acercaba la fecha decidimos llamar a la Policía para solicitar un permiso para traerle mariachis a la niña. Nos dijeron que estaba prohibido, pero que nos podían solucionar lo de la serenata”, describió Patricia. “Los policías llegaron a la casa, en la Nueva Villa de La Iguaná, el día de su cumpleaños, el lunes 27 de abril, a las 5:00 de la tarde. ¡Qué sorpresa tan grande para nuestra niña! Ella dice que ha sido el día más feliz de su vida”.

Así fue la serenata a María Camila Gutiérrez Pulgarín, en el barrio La Iguaná.

Sobre esta iniciativa la capitán Deisy Aponte Rojas, jefe de Protección y Educación Ciudadana de la Policía Metropolitana, explicó: “La Policía Nacional, en el marco de la cuarentena por la vida, lleva a cabo las Serenatas por la Vida. Estos espacios de acercamiento a la comunidad y fortalecimiento de vínculos nos permiten exaltar en algunas familias aquellas fechas que se quieren conmemorar, como es el caso de los 15 años. Son familias que nos ubican por todos los medios, por redes sociales, por las estaciones de Policía, de los CAI y nos manifiestan ciertos casos, ciertas historia de vida”.

Desde que inició la cuarentena en el mes de marzo, los músicos de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá les han dado serenata a 12 quinceañeras y a 1 abuela que este miércoles 29 de abril cumplió un siglo de vida. Ha sido en los hogares de los festejados, donde se cuidan del mortal Covid-19, pero donde han podido disfrutar de un cumpleaños como pocos: con mariachis que no tenían traje de charro, sino uniformes verde oliva y pistolas. ¡Buena esa, Policía!

Capitán Deisy Aponte Rojas, jefe de Protección y Educación Ciudadana de la Meval.

“Yo estaba consciente que no podía tener mi fiesta de quince con la que había soñado por lo de la cuarentena. Pero cuando empezaron a cantar los señores policías esas canciones tan bonitas y con esa energía y ese cariño, me sentí la quinceañera más feliz del mundo. Muchas gracias, Policía Nacional, los amo. Nunca olvidaré este hermoso día.

María Camila Gutiérrez Pulgarín
Serenata a abuela en sus 100 años.