Banco israelí lavó dineros de Luis Bedoya

Luis Bedoya Giraldo, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol. / FOTO: COLPRENSA.

El pasado 7 de abril, Luis Bedoya Giraldo, expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), ex vicepresidente de la Conmebol y exmiembro del Comité Ejecutivo de la Fifa, volvió a ser noticia al notificarse el séptimo aplazamiento se su sentencia, de cara a la investigación a la que está vinculado, en Estados Unidos, por el caso de corrupción en el fútbol internacional ‘Fifagate’.

La sentencia fue aplazada para el 19 de junio de este año, a las 10:00 a.m., debido a la emergencia mundial y crisis sanitaria que vive el país norteamericano por cuenta de la pandemia del nuevo coronavirus.

Y si muchos pensaban que se había salvado otra vez, el panorama para el exdirigente de la FCF podría ser aún más sombrío que antes, después de las revelaciones que realizó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

El departamento dio a conocer que el banco israelí Hapoalim pagará más de 900 millones de dólares, más de 3565 billones de pesos colombianos, a los Estados Unidos a cambio de la retirada de cargos en 2 casos, el menor de los cuales está relacionado con el escándalo de corrupción de la Fifa.

 

¿Y qué tiene que ver Bedoya ahí? Pues el banco aceptó que entre 2010 y 2015 lavó dinero para la empresa Full Play y para Bedoya, quien habría recibido 3.815.000 dólares, más de 15.117 millones de pesos, distribuidos en al menos 19 pagos, como soborno por parte de Hugo y Mariano Jinkis, de Full Play, para quedarse con los derechos de transmisión de televisión de distintos torneos internacionales.

El 12 de noviembre de 2015, el expresidente de la FCF, quien está radicado en New York, se declaró culpable de “conspiración de crimen organizado y conspiración de fraude electrónico”.