10 días después de haber sido hospitalizado por coronavirus, el presidente del Concurso Nacional de la Belleza está intubado

Raimundo Angulo es presidente del Concurso Nacional de la Belleza desde 1996./FOTO: ARCHIVO.

A través de un comunicado, la junta directiva del Concurso Nacional de Belleza (CNB) informó que su presidente, Raimundo Angulo Pizarro, sigue intubado y permanece bocabajo, pero con una buena oxigenación, en una cama de la Unidad de Cuidados Intermedios de la Clínica Medihelp Services, en Castillogrande, Cartagena.

Agregó el comunicado que Angulo Pizarro enfrenta así su lucha contra el Covid-19, que lo tiene hospitalizado desde el 18 de julio y hasta el momento se encuentra estable.

Además destaca que los próximos días serán fundamentales en esta batalla que Raimundo, de 77 años de edad y paciente diabético, libra contra el coronavirus, pues se encuentra en un pico en el que “el virus afecta considerablemente los pulmones”.

“Él cuenta con toda la consagración y pericia de los médicos que lo asisten”, añadió la organización.

“El CNB expresa su gratitud por los mensajes de solidaridad recibidos, que responden a una vida dedicada a unir a los colombianos alrededor de la belleza y los valores de nuestro país. Y muy especialmente a las expresiones de las reinas divulgadas a través de los medios”.

Al principio estaba consciente

Raimundo fue trasladado a Medihelp Services después de 8 días de haber manifestado síntomas como fiebre, escalofríos y tos, según han explicado sus familiares, más como una medida preventiva dada su edad y la enfermedad crónica que padece.

Al principio estaba consciente e incluso se le permitía hablar por celular, pero luego el virus atacó con más fuerza y comprometió sus pulmones, razón por la cual los médicos debieron ponerle una máscara especial de oxígeno.

A una pregunta reciente que le hicieron periodistas del diario El Universal, de Cartagena, a José María del Castillo, sobrino de Raimundo sobre dónde o cómo pudo haberse contagiado, este respondió que no tenían certeza, pero sí estuvo 90 días confinado en su vivienda trabajando desde allí y solo era atendido por su empleada. Sin embargo hace 18 días salió a tomar aire fresco con su máscara puesta y respetando las medidas de bioseguridad. Regresó, se acostó y al día siguiente amaneció con algunos síntomas del Covid-19, los que se fueron aumentando hasta que la fiebre le subió a 38 grados y le dio tos, lo que lo obligó a consultar por prevención.