En la Universidad Nacional están haciendo harina de gusano, ¿usted la consumiría?

Con esa harina están haciendo panes y todo tipo de repostería en la universidad Luis Amigó.

Harina de gusano, Universidad Nacional, ingenieros, innovación, alimentos, Q’Hubo Medellín
A los gusanos los alimentan con salvado y zanahoria o con papa. /FOTOS: ALEJANDRA MORALES

¿Usted se comería un pan, un brownie o una galleta hechos con harina de gusano? Habrá quienes sí se arriesguen y descubran que en realidad, el sabor de esos productos es muy parecido a los que hacen con harina de trigo. 

Resulta que este es un proyecto del Laboratorio de Entomología de la Universidad Nacional, en alianza con el programa de Gastronomía de la Universidad Luis Amigó. 

El gusano tenebrio, que es la larva de un escarabajo, era considerado una plaga de harinas y granos almacenados, puesto que ellos se reproducen en bodegas donde hay trigo, arroz y maíz. 

Antes los combatían, pero la comunidad científica descubrió que esos gusanos son un alimento alto en proteína y empezaron dárselo a animales como vacas y cerdos. 

Los alimentan con salvado, como se ve en la imagen. /FOTO: ALEJANDRA MORALES
Los alimentan con salvado, como se ve en la imagen. /FOTO: ALEJANDRA MORALES

En 2021 se empezó a distribuir para consumo humano en Europa y ahora están en un laboratorio de la Universidad Nacional en Medellín. ¡Allá desarrollan harina de gusano para consumo humano!

En la ‘Nacho’ hacen el proceso de criar las lombrices, que se convierten en larvas y antes de llegar a ser escarabajos, los congelan por dos semanas. 

¿Venden la harina de gusano?

Según explicaron los expertos, después de eso van a un proceso de tostado, luego los muelen y eso se convierte en una harina de gusano que llega a la Universidad Luis Amigó para hacer todo tipo de repostería.

Esta es una de las tortas que hicieron en la Luis Amigó con harina de gusano, en un 20 %. /FOTO: CORTESÍA
Esta es una de las tortas que hicieron en la Luis Amigó con harina de gusano, en un 20 %. /FOTO: CORTESÍA

Eso sí, por el momento el uso es netamente académico y no se comercializa, porque está en fase de desarrollo, pero la meta es que comunidades campesinas puedan replicar el proceso y vender este alimento.

Leer también: Ya viene el festival Cocina Col, ¿qué incluye el menú por $ 25.000?

También le puede interesar: