Con deporte y tecnología, la Copa Claro por Colombia impulsa el futuro de la infancia 

Promoción de valores para una sana convivencia

Copa Claro
/ FOTO: CLARO.

Más de 3.160 niños, niñas y adolescentes de 12 departamentos participarán en el evento que forma en valores y convivencia a través del fútbol. 

Wilshey Rincones no quiere salir de la cancha. Llega del colegio, almuerza y cruza la calle para encontrarse con sus amigos y jugar con la pelota entre risas, durante horas.

Lívida Luna, su madre, se asoma a la ventana de vez en cuando para custodiarla, pero se ha dado cuenta que ella siempre está bien. El fútbol la cuida. 

Yo le digo que le va a tocar sacar la cama, que más fácil se va a vivir a la cancha”, expresa bromeando, y cuenta que, desde que hace parte de Fútbol con Corazón y entrena para participar con el equipo de Palomino en la Copa Claro por Colombia, hay algo diferente en ella.

“Es mucho más juiciosa, aplicada en el estudio, tiene sueños y sabe que se cumplen con disciplina”. 

Wilshey Rincones. / FOTO: CLARO.
Wilshey Rincones. / FOTO: CLARO.

Historia del corazón 

A sus 13 años encuentra en la cancha un espacio que antes no había tenido: el calor de un grupo de amigos en el que entrenan deporte y aprenden juntos mucho más que trucos con la pelota.

Al ritmo de gambetas y goles, Wilshey y sus compañeros reflexionan sobre solidaridad, respeto, tolerancia y honestidad, los valores pilares que sustentan la formación en habilidades socioemocionales que promueve este torneo. 

Ningún partido se parece a otro. Las reglas de la metodología están pensadas para que las dinámicas del juego se vean siempre interpeladas por reflexiones en torno a la convivencia, la resiliencia y la toma de decisiones. 

Paz en las canchas 

Todos los equipos son mixtos y el primer gol de cada tiempo debe ser anotado por una mujer. El primero de tres tiempos se utiliza para establecer los acuerdos de convivencia que regirán el juego y, ante la ausencia de árbitro, son los jugadores quienes solucionan conflictos, toman decisiones y atribuyen la victoria al equipo que más haya dejado el corazón en la cancha. 

Desde Claro por Colombia trabajamos en transformar vidas con la tecnología, la educación. Además, tendremos partidos de fútbol donde hay un elemento de competencia pero, sobre todo, de convivencia, de formación en valores y solución de problemas”, expresó Santiago Pardo Fajardo, director Corporativo de Asuntos Regulatorios y Relaciones Institucionales de Claro Colombia, en la inauguración de la Copa Claro por Colombia, que tuvo lugar el pasado 6 de septiembre en el coliseo Eder Jhon Medina Toro de Riohacha, La Guajira.  

3.168 niños, niñas y adolescentes participantes. 

500 partidos para practicar habilidades socioemocionales. 

240 jugadores de Segovia y Remedios, Antioquia. 

12 departamentos del país participantes. 

Felicidad en el juego 

Ese día, decenas de participantes se encontraron para celebrar. Durante varias semanas, Wilshey fogueará su talento con el de otros niños de su mismo departamento y, si su equipo pasa a la final, se enfrentará a competidores de todo el país. Sabe que aún sin obtener la victoria, ya son ganadores, pues las reglas de convivencia en el juego le ha enseñado a compartir de una manera sana y divertida, dejándole muchos aprendizajes para su día a día. 

El fútbol me ha cambiado porque nos enseñan que en el colegio aprendemos y salimos adelante. También le ha cambiado la vida a mis compañeros. Varios pasaban en la calle todo el día y ahora, como hay reglas, tienen que llegar bien vestidos, con su uniforme limpio y tenemos que estar en la cancha bien presentados para poder practicar, entonces permanecen más tiempo en casa”, expresa, y concluye explicando su sueño en pocas palabras.

“Siento que al compartir con mis amigos me divierto mucho, y me gustaría practicar fútbol por siempre con mis compañeros”. 

El proyecto
En alianza con Fútbol con Corazón, Huawei y Bavaria, Claro impulsa el futuro de la infancia con la cuarta versión de la Copa Claro por Colombia, el evento  que congrega a jugadores provenientes de zonas vulnerables de 12 departamentos del país: Atlántico, Bolívar, Chocó, La Guajira, Antioquia, Risaralda, Quindío, Caldas, Cauca, Tolima, Casanare y Meta. 

“Es el torneo más grande de fútbol para el desarrollo que se realiza en Colombia. Relacionamos el deporte con factores importantes a nivel global: la inclusión de género, la resolución pacífica de conflictos, el desarrollo personal y la cohesión social”, explica Carlos Pérez, director ejecutivo de Fútbol Con Corazón, que durante más de quince años ha fomentado el deporte como herramienta de transformación social en diferentes países del continente. 

*Información comercial

Lea también: El cuento detrás de la camiseta del Bucaramanga que vendieron en ‘El precio de las historia’